El boom inmobiliario

Hace unos pocos días me aventuré a ver el estado del mercado inmobiliario en Revolico.com, claro, usando un proxy anónimo, pues muy soberanamente, nuestros ISPs han decidido bloquear el acceso a este sitio desde Cuba. No obstante del bloqueo interno, los nativos siempre encontramos varias alternativas para lograr nuestro propósito.

Cual fue mi asombro al ver los exorbitantes precios que tienen las casas en este sitio, estamos hablando de una media de 10 000 CUC por un pequeño apartamento en cualquier lugar de la Habana, ya sea el Vedado, Centro Habana o la Lisa, no importa el lugar. Rápidamente me hice una pregunta, ¿existen personas en este país, tan necesitado, que pueden pagar hasta 30 000 CUC por una casa? Me respondí, sí, los hay; por supuesto que no sudan esa cantidad de dinero, pues es fruto del robo, la extorsión, o el lavado de dinero, no puede haber otra respuesta.

Esa cifra de 30 000 CUC no es la más alta que me he encontrado, claro que no, 120 000 CUC por una propiedad horizontal en Miramar, señores, que con ese dinero se hace una empresa en Estados Unidos. Toda esta especulación alrededor del mercado inmobiliario tiene, a mi humilde opinión una causa, el dinero fácil, que no se suda, ya sea porque la familia del otro lado del mar lo facilita porque lo tiene, o porque lo lava, o porque el de este lado lo desangra de las arcas estatales. Toda esta pequeña apertura ha traído consigo que nos vendamos nuestras miserias.
Espero que este BOOM inmobiliario, alguno de estos días perezca y los citados inmuebles cobren su real valor, y quizás cubanos de a pie podamos llegar a adquirir un techo digno para cobijar a nuestra familia.

Contáctenos, háganos saber lo que necesita, le atenderemos y esperamos superar sus expectativas.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

2 comentarios sobre “El boom inmobiliario

  1. Amigo Ahmed, de que te asombras? En nuestra sociedad todo ha perdido su real valor desgraciadamente. Acostumbramos a nuestro pueblo a tener derechos pero no deberes, todos nos sentimos con derecho a exigirlo todo pero la mayoría no reconoce sus deberes, el dinero dejo de ser la medida de diferencia entre el que trabaja y el que vagabundea. 50 años, ahora veremos cuanto demoraremos en llevarlo todo a la norma real. Creo que soñamos demasiado en estos 50 años. Decidimos ser más inteligentes que los clásicos del marxismo y construir un socialismo a nuestra medida idealizando a nuestro pueblo, que no es tan ideal como pretendimos.

  2. La reflexión… no esa palabra no la usaré, el debate… esa tampoco… c… lo que falta para que me quede sin palabras es ná. En fin, que el asunto nos llevaría al monotema, si partimos de la dura realidad de que el cubano ya no puede vivir de su salario y que de ahí en adelante todo se tuerce. No tendría que asombrarnos el tema inmobiliario y las desbocadas ofertas actuales. De todas maneras es algo que se irá estabilizando porque necesita que se inyecte dinero desde fuera, o de los de acá que tienen mucho, para iniciar la cadena de compra venta. Mi suegra está vendiendo y hay un montón de interesados que se la compran si logran vender la suya, al mismo tiempo, ella quiere comprar otra y el dueño de esa, depende del dinero de mi suegra para comprar en otra provincia. Es una enorme cadena de estoy vendiendo y comprando, pero CONGELADA.
    Paciencia mi amigo, lo de adquirir una morada para tu familia trabajando honradamente, todavía no es una opción, a no ser que dispongas de laaaaargos años para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*