La moda y los jóvenes cubanos: un enfoque de género.

La ropa, zapatos y demás elementos que conforman nuestro vestuario, ya no sólo constituye la forma de dar protección a nuestro cuerpo tal como lo era en las comunidades primitivas, también se establece como una fuente de belleza con el surgimiento de las primeras civilizaciones, a la que se le agregan las modificaciones y estilos que le damos al propio cuerpo. En la actualidad ello no ha dejado de tener vigencia y se le ha asignado el nombre de moda.

La moda va aparejada a múltiples fenómenos de la realidad; entre ellos se encuentran: la economía, los medios de difusión masiva, la tecnología y eminentemente, las personas, que son los que hacen funcionar toda la maquinaria anterior y llevan la moda en función de sus necesidades, motivaciones, intereses, entre otros elementos.

La moda cubana se nos presenta hoy desde una forma diferente, con su sello particular, a la vez que forma parte de lo que sucede a escala mundial. Hay un componente que resultan interesantes de destacar: los cambios que ha generado la moda en el enfoque de género.

En cuanto al género: ¿qué es para muchos ser un joven “a la moda” en el 2012 en Cuba? Fíjense que digo “para muchos”, pues siempre existen criterios diferentes. Un hombre “a la moda”, es aquel que se tiñe el pelo, se saca las cejas, se arregla las uñas, se hace peinados extravagantes, se afeita o se depila casi todo su cuerpo, se viste con ropa de marcas reconocidas y caras, hace ejercicios y se ve atlético, tiene tatuajes, pearcing y posee todos aquellos objetos que le dan una buena posición económica como el celular, Iphone, manillas, cadenas, anillos, reloj de pulsera, entre otros.

Por otro lado: ¿qué es para muchos ser una joven “a la moda” en el 2012 en Cuba? Es aquella que se tiñe el pelo, se saca las cejas, se arregla las uñas, usa el corte del momento, se afeita o se depila casi todo su cuerpo, se viste con ropa de marcas reconocidas y caras, posee lo que se conoce como “buen cuerpo”, tiene tatuajes, pearcing y posee todos aquellos objetos que le dan una buena posición económica como: el celular, Iphone, manillas, cadenas, anillos, reloj de pulsera, entre otros.

Si comparan los dos párrafos anteriores, notarán que casi he escrito lo mismo dos veces, y es que los hombres y las mujeres han ido implementando la moda de manera muy similar, de modo que han roto muchos de los esquemas de generaciones anteriores, llegando no sólo a cambiar el para qué de la moda, sino también, modificando el propio significado de ser hombre o de ser mujer.

Ahora hombres y mujeres van a la misma peluquería a hacer los mismos procedimientos con su pelo, utilizando los mismos productos; hacen los mismos deterioros y privaciones a su cuerpo, en función de las dietas y perforaciones que se hagan; consumen la misma tecnología e imitan los mismos esquemas. Además, ambos hacen de la posición económica un factor importante.
emos-en-g
Emos en G. foto: Mileidy Morán García

Contáctenos, háganos saber lo que necesita, le atenderemos y esperamos superar sus expectativas.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Un comentario sobre “La moda y los jóvenes cubanos: un enfoque de género.

  1. Un buen enfoque de la moda y género cubano de estos tiempos. Sería bueno que alguien suba alguna foto donde se aprecie artísticamente lo que dice la autora, puede que el visitante no diferencie el verdadero sexo de los fotografiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*