Plaza Vieja. Habana

Plaza Vieja

La Plaza Vieja se encuentra en la zona del casco histórico de la ciudad, dentro del municipio Habana Vieja. Se le llamó originalmente Plaza Nueva aunque después lo cambió al actual, cuando surgió otro importante espacio en la villa, la Plaza del Santo Cristo. Surgió como espacio abierto en 1559, luego de la Plaza de Armas y la de San Francisco, respectivamente. Fue zona residencial de la clase alta criolla en tiempos de la colonia.

Se encuentra representada por valiosas construcciones coloniales del siglo XVII, siglo XVIII y siglo XIX y algunos ejemplos de las primeras décadas del siglo XX que mantienen unidad estilística.  En esta plaza está el majestuoso Palacio de los Condes de Jaruco que cuenta con amplias galerías, techos de alfarje, ventanas de madera torneada y pinturas murales. En la casa de San Ignacio 352–354, del siglo XVII, se fundó en 1824 la Sociedad Filarmónica, primera sociedad exclusiva de recreo en la capital. En esta sociedad se organizaban bailes en los que participaban las familias más ricas de La Habana.

Debido a la bulliciosa actividad en la Plaza de San Francisco, donde se reunían vendedores y pregoneros, entorpecía el desarrollo de la misa de la iglesia y atendiendo a ello los padres franciscanos solicitaron la creación de una plaza con fines comerciales. En el siglo XVIII la Plaza fue convertida en mercado popular cerrado.

En 1908 se derribó el antiguo mercado de la Plaza y en su lugar se construyó un parque, Juan Bruno Zayas,  que en 1952 cambió su fisonomía al edificarse un parqueo soterrado que desvirtuó ese espacio urbano. En 1996 se eliminó el parqueo soterrado y en 1997, en el centro de la plaza se situó una réplica de la fuente original que allí estuvo.

Fuente de la Plaza Vieja. Habana Vieja. Foto: Tomás Inda Barrera

Fuente de la Plaza Vieja. Habana Vieja. Foto: Tomás Inda Barrera

Los primeros edificios restaurados fueron la residencia de los Condes de Jaruco que acoge actualmente al Fondo de bienes Culturales, el edificio de Mercaderes No. 307, donde radica la Fototeca Nacional, y la casa Franchi Alfaro, convertida en vivienda multifamiliar.

Para la pavimentación del espacio urbano de la Plaza se utilizaron cenefas de mármol que representan el lugar donde alguna vez estuvieron enclavadas las casillas del Mercado de la Reina Cristina, creado allí en 1835.

La Plaza Vieja acoge hoy en día la popular Cervecera, mini fábrica artesanal de este producto que tanto gusta entre los cubanos, el Café El Escorial con una amplia oferta y aceptación, el Planetario con visitas virtuales al origen del universo, la Cámara Oscura para visitas en tiempo real desde una lente que abarca 5 kilómetros a la redonda, entre otros. Esta bellísima plaza es  escenario de diversas actividades entre ellas espectáculos de teatro de calle, acciones de artes plásticas y variedades circenses.

Plaza Vieja. Esculturade la Bienal de la Habana.

Plaza Vieja. Escultura de la Bienal de la Habana.

Contáctenos, háganos saber lo que necesita, le atenderemos y esperamos superar sus expectativas.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*