Plaza de Armas

La Plaza de Armas es la más antigua de las plazas del centro histórico de la ciudad ya que constituye el punto generatriz de  La Habana (1519), en aquel entonces Villa San Cristóbal de la Habana. Su trazado evoca el de las plazas fortificadas de la Europa medieval. La rodeaban las sedes de las autoridades civiles y militares en la época colonial, y la iglesia Parroquial Mayor de la Villa.

A fines del siglo XVI la plaza adquirió su forma definitiva, entre el Castillo de La Real Fuerza y la antigua Parroquial Mayor. Tras la construcción de la fortaleza se destinó a ejercicios militares y se nombró Plaza de Armas, con lo cual perdió su carácter público.

En el siglo XVIII, se remodeló al derribarse la Iglesia Parroquial Mayor y se construyeron el Palacio de Correos e Intendencia, más conocido como “Palacio del Segundo Cabo”, y el Palacio de los Capitanes Generales, los edificios públicos más relevantes de la época, que hasta hoy están en pie y son sitios de interés en los recorridos por el casco histórico.

En la Plaza de Armas también se encuentra el  complejo monumentario El Templete, construido en 1828 en el sitio que se supone se fundó la Villa con la celebración de la primera misa y el primer cabildo en La Habana en 1519, bajo la sombra de una sagrada ceiba. Desde 1955 la estatua del Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes, obra del artista cubano Sergio López Mesa, ocupa el pedestal donde se encontraba la del monarca español Fernando VII y le da nombre a la plaza.

En la actualidad existe un movimiento peculiar en este sitio, sobre todo por los numerosos vendedores de libros y objetos antiguos que ocupan gran parte de ella.

Contáctenos, háganos saber lo que necesita, le atenderemos y esperamos superar sus expectativas.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*